21 de Septiembre de 2018 |
12 de Agosto de 2013, 12:34 hs.
RUBRICARON CONVENIO PARA CONSTRUIR 44 VIVIENDAS EN BASAVILBASO

Con financiamiento del Programa Federal de Urbanización de Villas y Asentamientos Precarios, el titular del Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV) Oscar Marelli y el Presidente Municipal de Basavilbaso, Silvio Valenzuela, suscribieron un convenio para la construcción por administración municipal 44 unidades habitacionales, con una inversión de 10.461.944,61 pesos y un plazo de obra de 18 meses corridos.

De la rúbrica, participaron, el Vocal del IAPV, Alejandro Rojas, el Diputado Provincial, Horacio Flores y el Jefe del Departamento de Gestión de Programas Sociales de la repartición, Norberto Zamboni.

El Presidente del IAPV, Oscar Marelli afirmó que podemos ejecutar nuevas viviendas gracias a la decisión política de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y del gobernador Sergio Urribarri, que permite financiar su construcción, creando fuentes de trabajo, consolidando el núcleo familiar y mejorando las condiciones de vida de la población.

 El funcionario indicó que con esta obra se propone solucionar el problema habitacional de 44 familias que habitan en tres zonas de la ciudad de Basavilbaso: la primera es en un terreno lindero al cementerio municipal, donde existe un basural a cielo abierto en el cual se asentaron viviendas precarias. Las familias que allí viven se encuentran en situación de alto riesgo sanitario por la contaminación circundante. También se reubicará a las familias que ocupan el predio ferroviario, que fue incorporado al dominio municipal, y a las concentradas en la avenida Alem.

El objetivo principal del programa es mejorar las condiciones de vida de la población, ubicadas en villas y asentamientos precarios con carencias de infraestructura básica de servicios, problemas ambientales y de regularización dominial, además de relocalizar a aquellas familias que se encuentran en sectores urbanos de alto riesgo ambiental y viven en barrios con escasa accesibilidad a los lugares donde se localizan la oferta de empleo, los establecimientos de salud y educación, los centros comerciales y los espacios recreativos, señaló Marelli.

Para el directivo, la ejecución de los trabajos permitirá que los asentamientos precarios comiencen a tener las mismas condiciones de vida que el resto de los barrios urbanizados, y se resalta que de esta manera se estará propiciando la inclusión social e integración de sus vecinos con el resto de la comunidad.

Por su parte, el intendente, Silvio Valenzuela dijo que un grupo importante de vecinos van a poder vivir con dignidad y comenzarán una nueva vida, donde podrán criar a sus hijos y darles un techo digno, accediendo a mejores condiciones de vida, así como establecer nuevas pautas para una mayor inclusión social de sus pobladores.

El jefe comunal indicó que los trabajos consisten en la construcción de las viviendas que tendrán uno, dos y tres dormitorios, cocina-comedor y baño de acuerdo al relevamiento social que se efectuó oportunamente. Hay viviendas diseñadas especialmente para personas con capacidades diferentes. Además se incluyen las obras de infraestructura frentista, como la red de agua y cloacas, y los trabajos de infraestructura y nexo que abarcan la red de energía eléctrica, alumbrado público, veredas y cordón cuneta, nexos de agua, cloaca y trama vial.