21 de Septiembre de 2017 |
26 de Julio de 2012, 15:34 hs.
La importancia de la casa propia y de honrar su deuda

La vivienda es hoy en día uno de los problemas que más afecta a la sociedad actual, es una de las principales preocupaciones de toda familia, dado el alto costo del alquiler y porque ha cambiado el paradigma de tener el techo propio por un sin fin de motivos sociales, familiares, económicos, etc.

Aristóteles, Platón y Sócrates hablaron de la importancia de la vivienda para el desarrollo espiritual y privado de la persona y la importancia de la ciudad para la convivencia y la vida comunitaria. La filosofía de la vivienda viene a resumir el anhelo más grande de tener un lugar dónde vivir de manera digna, con una realización plena. La filosofía de la ciudad se convierte en la extensión de la vivienda. Desde épocas antiguas hasta nuestros días, la vivienda es el orgullo más grande de una familia. Los filósofos entendían profundamente la importancia de tener un espacio vital para poder desarrollarse como seres humanos.

Por lo que el Gobierno tanto Nacional, como Provincial y Municipal invierten en la construcción de viviendas y soluciones habitacionales extendiendo a todos los sectores de la comunidad a través de distintos programas como mejoramientos de barrios, Procrear, programas federales, rurales, con Banco Nación, Banco Hipotecario, etc. Justamente para generar a través de esas políticas públicas el espacio habitable que estimula física, psíquica y espiritualmente al ser humano, impactando en la calidad de vida de modo notable y la inserción como ciudad, construyendo comunidad, logrando así el arraigo en un espacio, en un lugar, sintiendo pertenencia, ya que de ese modo puede ser mejorado incansablemente al igual que el entorno barrial.

Este camino emprendido como decisión política fuertemente establecida desde el 2003, menciono a los tres niveles del gobierno porque ante tan alta demanda de viviendas por ese nuevo paradigma, porque no solo es vivienda inserta en la ciudad sino el beneficio generalizado hacia toda la sociedad que es extensión de servicios como red de agua, cloacas, luminarias, apertura de calles, mejoras que aportan beneficios a vecinos y vecinas que por propio esfuerzo también construyen, muchas veces en soledad, destacando un reconocimiento a ellos y ellas.

El Gobierno Nacional a través de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda o mediante el Procrear, la Provincia mediante el IAPV o los Municipios cubren las demandas, construyen con la certeza de que ese orgullo que habláramos anteriormente para una familia que es la casa propia, se entiende que es un círculo virtuoso, un mecanismo solidario, donde se retroalimenta con el pago de las cuotas de quienes ya poseen SU VIVIENDA, para así llegar a otras familias que esperan con ansiedad la posibilidad de contar con su casa, para ello entre todos podemos lograr el cambio cultural que es necesario para un desarrollo humano que vaya creciendo en el futuro, de este modo, se puede recuperar la sustentabilidad de este sistema solidario y generar fondos que permitan construir más viviendas.

Por todo ello es que resulta necesario para quienes son deudores que reflexionen y regularicen sus deudas, honrar la deuda, ese es el punto, evitando así contratiempos legales que opaquen la tranquilidad del hogar, porque con la anuencia del Sr. Gobernador de la Provincia de Entre Ríos, Sergio Urribarri y la firme decisión del Sr. Presidente del IAPV, Oscar Marelli, se comienza con el procedimiento del cobro de deudas mediante todas las instancias administrativas finalizando en la Fiscalía para aquellos que no han entendido sobre la importancia de honrar su deuda.

Como datos reales para conocimiento público la deuda general a valores históricos asciende a 130 millones de pesos solo al IAPV, con los cuales se podrían construir un millar de viviendas que beneficiarían directamente a más familias entrerrianas, siendo que las cuotas oscilan entre los $40 y $350, importes muy inferiores al valor de los alquileres.

Les digo otros números que son los siguientes: de 24000 adjudicatarios con que cuenta el IAPV, 18000 son deudores morosos, es decir un 75%, de esa masa de morosos con una deuda total ya mencionada de 130 millones de pesos, corresponden a Concordia un 24% (35 millones de pesos), Paraná un 17% (23 millones de pesos), Concepción del Uruguay un 9% (12,5 millones de pesos) y Gualeguaychú un 9% (12,5 millones de pesos), por lo que me parece como eje fundamental ciudadano SOLIDARIDAD, el resto de la sociedad les estará agradecidos.

Prof. Carlos José Aloy – Vocal de Directorio del IAPV

Área Tecnología de la Información
IAPV Entre Ríos - Todos los derechos reservados
Laprida 351, Paraná (Entre Ríos) - Tel: (0343) 4234523