23 de Octubre de 2018 |
23 de Mayo de 2018, 08:45 hs.
Fueron 75 las familias de Paraná que recibieron las escrituras de sus viviendas sociales

El gobierno provincial, a través del Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV), entregó este martes 75 títulos de propiedad de viviendas sociales a familias de Paraná, en el marco de la política de regularización dominial que lleva adelante la provincia.

El acto de entrega se desarrolló en el Salón de Usos Múltiples (SUM) del barrio Paraná XX y fue encabezado por el presidente del IAPV, Marcelo Casaretto, quien estuvo acompañado por el vicepresidente del organismo, Marcelo Báez; la vocal Amalia Peroni, y los representantes de los centros vecinales, entre otras autoridades.

Se entregaron 12 escrituras de Paraná XX-XXI, 45 escrituras de Mupcn 72 viviendas y 18 escrituras de Lomas del Mirador.

Casaretto expresó que “es una alegría participar de la entrega de estas escrituras”. Agregó que “hoy, estos vecinos se sienten ciudadanos plenos, porque tener una escritura les da derechos, se sienten parte de la ciudad y el día de mañana les pueden dejar a sus hijos una propiedad como herencia, después de tanto tiempo de espera”.

Para el funcionario “la regularización dominial representa un gran impacto para el desarrollo y el crecimiento de una comunidad y desde el gobierno provincial trabajamos ejecutando políticas inclusivas que generen mayor inversión, más trabajo y mejores condiciones de vida para los ciudadanos”.

"La administración del gobernador Gustavo Bordet tiene como objetivo la regularización dominial de las viviendas sociales construidas por el Estado provincial para que todas las familias puedan gozar del derecho de ser propietarios legítimos de sus casas”, señaló Casaretto.

El sueño de cada familia

Miguel Ángel Almirón y Elsa Romero junto a su hijo Maximiliano viven en barrio Mupcn 72 viviendas hace 17 años. "Tener la escritura de la casa propia es el sueño de cada uno, tiene otro valor, más que comercial es emocional", señalaron.

María Mercedes Neto, jubilada después de 33 años de docente, vive en Barrio Paraná XX desde el 2001. "Estoy muy contenta y agradecida porque ya me queda muy poco para poder tener mi escritura definitiva y finalmente poder decir ¡esta es mi casa!", expresó.